El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno a un gasto de 3,6 millones de euros, en una subvención directa a EAPN Castilla-La Mancha, para llevar a cabo el proyecto “Competencias Digitales para crecer”, que tiene como misión la capacitación en competencias digitales de la población con menos niveles de instrucción para que sean digitalmente autónomas.

La iniciativa pretende, en 13 meses de actividad, capacitar a más de 2.400 personas de toda la región y proveerles de recursos físicos y servicios de conectividad para que puedan avanzar de manera decidida en su digitalización. En este sentido, se impartirá  60 horas de formación en materia de competencias digitales, dotando al alumnado de un equipo informático y acceso a Internet durante al menos 12 meses.

Para hacerlo posible, la red asociativa EAPN-CLM se apoya en el conocimiento y la implantación de las organizaciones que la conforman para alcanzar a todos los colectivos, territorios y situaciones y dar una respuesta ordenada y coordinada con el objetivo de cerrar la brecha digital que la pandemia Covid-19 ha ampliado en nuestra región

Atendiendo a los datos disponibles publicados a “Estudio tecnología y hogares vulnerables” de EAPN-España, en Castilla-La Mancha, el 32,5% de los hogares pobres no dispone de ordenador o sistema digital de ningún tipo, o lo que es lo mismo, un tercio de las personas pobres de la región, además están en vulnerabilidad digital. Esta situación también alcanza a hogares que no están en pobreza, en concreto al 23,4% de los hogares de la región.

Otro aspecto clave es la conectividad, y en el mismo informe de EAPN-España se indica que en nuestra región el 17% de los hogares en pobreza no dispone de conexión de banda ancha fija, porcentaje que desciende hasta el 14,9% en los hogares no pobres. En el caso de conexión de banda ancha móvil, en la región hay un 15,1% de hogares pobre que sólo tiene este tipo de conexión, situación que se amplia hasta el 16,3% de hogares no pobres.

La brecha digital no trata solo de equipamiento y conectividad, es de gran importancia disponer de habilidades y competencias necesarias para obtener de las nuevas tecnologías todo su potencial, que se ha visto impulsado por el enorme desarrollo tecnológico de los últimos años y su implantación en todos los aspectos de nuestra vida, de modo que la exclusión tecnológica provoca la más importante carencia estratégica de las personas y condiciona definitivamente su futuro y, con mucha probabilidad, el de sus descendientes.

Por ello, es capital que en este momento en el que aún estamos a tiempo, dediquemos recursos y tiempo en capacitar a las personas y comunidades más desconectadas para revertir este imparable proceso.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad