Llanero Solidario surgió en 2014 en Albacete por la necesidad de acompañar a personas en situación de exclusión social que quieren cambiar su realidad. El objetivo de la entidad es poner en marcha proyectos y empresas de inserción, de forma que se construyan estructuras económicas estables donde las personas puedan realizar sus itinerarios de inserción y reintegrarse al mercado laboral.

Tal y como explica su presidente, Daniel Azaña Rodríguez, “entendemos que hay que facilitar a estas personas su acceso al mercado laboral como forma de mejorar su situación personal y familiar”.

El Llanero Solidario desarrolla todo su trabajo en la provincia de Albacete con personas derivadas de los servicios sociales. Según señala Daniel, cuentan con más mujeres que hombres entre las personas participantes de sus proyectos, lo que pone de manifiesto “una realidad que no creemos que sea exclusiva de nuestra comunidad: la exclusión social es más femenina que masculina, y las entidades debemos tener en cuenta esta situación para combatirla en la medida de nuestras posibilidades”.

Los proyectos que desarrolla Llanero Solidario tienen como premisas básicas formar parte del desarrollo sostenible, o de la economía circular. Desde la entidad creen en la necesidad de que todas las actividades estén diseñadas de forma que mejoren el medio ambiente, o en el peor de los casos, que no lo empeoren. 

El LLanero Solidario
  • Facebook
  • Twitter

Recuperar el modelo de agricultura tradicional 

Además, uno de las objetivos que busca la entidad es que todas las actividades puedan llegar al público, al mercado, de forma que las personas que lo están haciendo conozcan de primera mano cómo es la actividad profesional real.

Con este criterio, pusieron en marcha su primer proyecto Econatural, que consiste en la venta y distribución de productos de celulosa reciclada. En este proyecto se forman a personas en tareas de venta, almacenaje y distribución de productos.

Siguiendo la misma línea, está Germina Empleo, que busca “volver a la agricultura tradicional y recuperar el modelo de huerta tradicional sin venenos. Tal y como señala Azaña “producimos alimentos de una calidad y con un sabor excepcional y enseñamos a las personas a producir sus propios alimentos”.

Asimismo, desarrollan otros proyectos como Conecta Empleo, cuyo objetivo es formar a las personas participantes en comunicación y gestión de redes sociales, o Recalculando Ruta, donde personas que ya han mejorado su capacidades y habilidades personales pueden hacer prácticas en comercios y actividades locales.

“La mejora en las habilidades de comunicación es uno de los factores más importantes para entender qué tipo de relación establecemos con nuestro entorno y las personas que nos rodean, además de ser una herramienta clave a la hora de enfrentarnos a un trabajo de atención al público, o simplemente a la hora de hacer una entrevista de trabajo”, remarca el presidente de El Llanero Solidario.

Por otro lado, junto con algunos ayuntamientos de la provincia de Albacete, organizan talleres de transformación y customización de ropa usada, donde aprovechan los residuos textiles para crear nuevas prendas y complementos. De esta manera, consiguen mejorar las habilidades manuales de las personas participantes, desarrollar su creatividad y aprovechar materiales de desechos.

Según indica Daniel, gracias a estos proyectos, se han conseguido impulsar la inserción laboral de los participantes a través de las prácticas en empresas locales y a través del programa Incorpora

El Llanero Solidario. Talleres Comunicación
  • Facebook
  • Twitter

Servicios sociales, imprescindibles durante la pandemia de la COVID-19

Con la llegada de la COVID-19 el pasado año se puso de manifiesto algo muy claro: los servicios sociales y sus recursos siempre han sido necesarios, pero en esta situación, son más necesarios que nunca, especialmente en los pueblos.

Además, se ha dejado evidencia, aún más si cabe, es la dificultad con la que cuentan muchas personas para moverse a otras zonas de la provincia. Hay zonas como la Manchuela, o la Sierra de Alcaraz donde el transporte público es prácticamente inexistente, y donde las personas no disponen de vehículos (y muchas veces ni del carnet de conducir), y esto imposibilita y dificulta enormemente su inclusión laboral y su participación en proyectos como los nuestros.

Otro aspecto que no quieren dejar pasar son las competencias digitales: en un momento en que la comunicación se ha volcado hacia lo digital, se pone de manifiesto con que la mayoría de personas no sabe utilizar un ordenador, y ni siquiera tiene un equipo disponible.

“Es imprescindible poner en marcha acciones que den solución a estos problemas, porque cuando la pandemia pase, los problemas de la movilidad y de las comunicaciones, van a seguir estando ahí y vaciando nuestros pueblos, y no debemos consentir que eso pase”, añade Azaña.

Los proyectos desarrollados por El Llanero Solidario han sido financiados por la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Fundación La Caixa y el Fondo Social Europeo.

El LLanero Solidario. Taller costura
  • Facebook
  • Twitter
Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad