Autor: Federico Montalbán López ,  Coordinador de la secretaría técnica de EAPN Región de Murcia

Acabar con la pobreza es una opción política. El lema anterior se puede ver en la página web de EAPN Europa y es una consigna con la que nos identificamos todas las redes. De hecho, uno de nuestros principales empeños es conseguir que se pongan en marcha políticas que efectivamente ayuden a luchar contra la pobreza y la exclusión. Aquí, escribimos desde la Región de Murcia, por ejemplo, conseguimos que la mayoría de los partidos políticos de nuestra región firmaran el II Pacto de Lucha Contra la Pobreza que es el texto que orienta la mayoría de nuestras acciones y encuentros con las personas con responsabilidad en el gobierno autonómico.

Esas políticas, decimos constantemente, deben ser integrales. La pobreza es un fenómeno global. No puede entenderse tan solo como la falta de ingresos suficientes o determinadas carencias materiales. Es una situación compleja en la que se ven afectadas toda una serie de cuestiones que van desde lo relacional a lo laboral, desde lo anímico a la salud. Por tanto, si realmente queremos combatirla, habrá que poner en marcha políticas sociales, educativas, de empleo, de vivienda, de salud (por supuesto también de salud mental).

Para que lo anterior pueda ser una realidad es por lo que llevamos años trabajando para que en la Región de Murcia haya una estrategia autonómica de lucha contra la pobreza. Algunos pasos vamos dando y, en cumplimiento del II Pacto, está previsto que este mismo semestre quede conformado un órgano rector que coordine las medidas de lucha contra la pobreza desde un punto de vista interdepartamental (las distintas consejerías del Gobierno Regional, con presencia de las entidades locales…).

Esa visión de conjunto, esa acción integral, no solo es necesaria en las políticas que reclamamos. Lo es también en nuestra práctica diaria. Al fin y al cabo, la incidencia política se refuerza con la sensibilización y la participación nos puede aportar un mejor diagnóstico de la realidad que nos ayude a plantear de forma más certera la incidencia política. En otras palabras: una charla en un instituto, un artículo publicado en prensa o una reunión con una Dirección General no dejan de ser acciones que buscan el mismo fin.

Al final y al cabo, la razón de ser de la EAPN es la construcción de un mundo más justo y democrático en nuestros países, en nuestras comunidades autónomas, en nuestros barrios. Un mundo basado en los derechos y en la convivencia desde el reconocimiento mutuo.

A esa meta final, llegaremos a base de no parar de dar pasos, por pequeños que sean. Algunos de los pasos que damos desde EAPN Región de Murcia son pasos que tienen que ver con la comunicación. Consideramos básico compartir con la sociedad nuestra visión de la realidad y nuestras propuestas de mejora.

Este año, decidimos poner en marcha una campaña de sensibilización contra los discursos de odio. Los motivos, podríamos decir, sobran.

Según el proyecto No More Haters (de maldita.es y FAD) el 38% de los jóvenes ha compartido discursos de odio a través de las redes sociales.

La situación de crisis sin precedentes que ha provocado la pandemia es, además, un caldo de cultivo para este tipo de discursos. Todavía nos faltan datos rigurosos pero los indicadores que vamos teniendo nos dibujan un panorama más que preocupante.

En el caso de la Región de Murcia sabemos ya que los servicios sociales municipales están atendiendo a más gente que otros años (un 88% más en el caso de la ciudad de Murcia) y lo mismo con algunas entidades de nuestra red (hasta el doble de familias atendidas por Cáritas Región de Murcia). Y no solo eso: Cruz Roja Región de Murcia afirma que el 75% de las personas que han atendido con motivo de la Covid-19 jamás había necesitado ayuda de la organización.

La combinación de todas estas cifras nos hace prever un aumento de la aporofobia, Tal y como explica EAPN-ES en la presentación de su campaña #ContraAporofobia, “Aporofobia es una palabra de reciente creación que significa odio o rechazo a la persona pobre por el simple hecho de serlo y que se plasma en el modo de pensar y de actuar. Se trata de una disfunción social que refuerza la discriminación que sufren las personas que se encuentran en una situación de pobreza”.

Insistiendo en la necesidad de la visión de conjunto, nuestra campaña abordará de forma amplia los discursos de odio. La primera acción de la campaña fue la publicación de un artículo en eldiario.es/murcia con motivo del 21 de Marzo (Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial). Lo firmó María Pina (responsable de Educación e Investigación del proyecto ‘Está en tu mano’ de la Asociación Columbares y compañera del Grupo de Comunicación de EAPN Región de Murcia) y enumeraba algunos de los odios que entorpecen la lucha contra la pobreza: racismo, xenofobia, machismo, LGTBIfobia, islamofobia, antigitanismo…

Otra de las claves que tendrá esta campaña tiene que ver en la diferencia entre la contranarrativa y la narrativa alternativa. Cuando se nombra algo, aunque sea para rebatirlo, lo estamos trayendo a la conversación, lo señalamos y lo visibilizamos. En algunos momentos, será necesario, por ejemplo a la hora de desactivar las mentiras y los bulos en los que se basan los discursos de odio. Pero, siempre y cuando podamos, optaremos por una narrativa alternativa que consistirá en obviar a quienes odian y sus discursos y poner el foco en los valores que defendemos desde la EAPN. No necesitamos llevarle la contraria a quienes desprecian a las personas en situación de pobreza o al pueblo gitano o a las personas trans para decir alto y claro que todas las personas tenemos que disfrutar de todos los derechos, sin excepciones. Esos son nuestros valores y nos valen por sí mismos.

Si queremos que se pongan en marcha políticas que acojan con respeto a las personas inmigrantes que llegan a nuestra región, que aseguren unos ingresos suficientes a todas las personas y familias, que combatan la explotación laboral, que protejan la igualdad de oportunidades educativas y etcétera, debemos defender la convivencia. Si miramos a la otra persona como nuestra igual, pediremos políticas que la protejan y la cuiden. Cuantas más personas compartamos la idea de que todas las personas merecemos los mismos derechos, más fuerza tendremos en nuestra incidencia política, más cerca estaremos de que las políticas que se pongan en marcha sirvan para combatir la pobreza y la exclusión social.

Por eso, hemos llamado a la campaña #ConvivirDeVerdad.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad