La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-CLM) ha mantenido este martes una reunión con la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, a quienes presentó el Informe “El Estado de la Pobreza”, que ofrece una radiografía de la situación de pobreza y exclusión social en Castilla-La Mancha.

La reunión, que tuvo lugar en la sede de la Consejería, fue presidida por destacados miembros de ambas organizaciones, incluyendo a Barbara García, consejera de Bienestar Social, Guadalupe Martín, Viceconsejera de Prestaciones y Servicios Sociales y Santi Vera, Director de Acción Social. Por parte de EAPN CLM acudieron Adolfo Patón, Fernanda Rodríguez y Jesús Rodríguez, presidente y vicepresidentes de EAPN CLM; Carlos Susías, director de la red,  así como parte de la Junta Directiva de la red; José Martinez, Mar Gonzalez, Braulio Carlés, Amador Casquero, Raúl Martinez,  .

Durante la reunión, Adolfo Patón, presentó algunos de los datos más destacado de dicho informe, haciendo especial énfasis en la tasa de pobreza y exclusión en niños, niñas y adolescentes, que alcanza al 38,9% de ellos, superando la alta tasa del año pasado y siendo la más alta de todos los grupos de edad estudiado.

Desde la red pusieron sobre la mesa la necesidad de crear de un Pacto Rural por la Inclusión y Contra la Pobreza, así como el refuerzo de la transversalidad de las políticas de inclusión en todas las consejerías.

Por su parte, Carlos Susías señaló que las políticas de transferencias estatales han contribuido significativamente a mejorar los índices de desigualdad en la región. Se abordó la necesidad de una importante revisión de los planes de empleo para que sean una herramienta de inclusión y la necesidad de flexibilizar los recursos para adaptarlos a las necesidades específicas de cada territorio.

Asimismo, Barbara García, Consejera de Bienestar Social, destacó la importancia de las diferentes estrategias que está desarrollando la Consejería, e informó de la inminente puesta en marcha de la Estrategia contra la Soledad no Deseada, abogando por la inclusión de un sistema de formación en los planes de empleo. También se mencionó la necesidad de evaluar y compartir las mejores prácticas para optimizar los recursos disponibles.

Por últimos, los participantes acordaron establecer metas a medio y largo plazo, y propusieron un calendario con hitos para evaluar los progresos. También se comprometieron a coordinar esfuerzos y recursos para generar sinergias que puedan hacer frente a los desafíos de la pobreza en Castilla-La Mancha.

Esta reunión representa un paso significativo hacia la creación y coordinación de estrategias efectivas para combatir la pobreza en la región, demostrando el compromiso tanto de la Red contra la Pobreza como de la Consejería de Bienestar Social en trabajar juntos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla-La Mancha.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad